Especificaciones mínimas que debe cumplir un PC para ofimática

La mayoría de las pymes y profesionales españoles recurren al clásico PC para ofimática como herramienta de trabajo en su día a día, una solución que en líneas generales es muy eficiente desde un punto de vista coste-rendimiento, aunque también aporta otras ventajas como su sencillo mantenimiento tanto a nivel de hardware como de software.

Un PC para ofimática es más fácil y más económico de mantener en sentido amplio que un portátil, y si optamos por el montaje por componentes podemos dar forma a una configuración totalmente personalizada y adaptada a las necesidades concretas de nuestra pyme.

En este artículo os vamos a dejar una sencilla guía con los componentes básicos que constituyen el mínimo recomendable para un PC de ofimática, siempre teniendo en cuenta que buscamos la mejor relación precio-rendimiento para una experiencia óptima aunque sin excesos.

  • Procesador: Nos basta con un modelo de doble núcleo de última generación. El Intel Celeron G3900 tiene un precio aproximado de 35 euros y es una de las mejores opciones, ya que además cuenta con una GPU integrada que nos ofrecerá toda la potencia que necesitaremos.
  • Tarjeta gráfica: Está integrada en el procesador así que no necesitamos recurrir a una solución dedicada.
  • Placa base: Tenemos un procesador Skylake de gama básica y no vamos a necesitar nada fuera de lo normal, así que nos basta con un modelo con socket LGA1151 y chisept H110. Tienen un precio medio de 45 euros y cuentan con sonido integrado, así que no necesitamos tarjeta de sonido.
  • Memoria RAM: Lo ideal para que el equipo vaya suelto son 4 GB. En este caso nos basta con un módulo de dicha capacidad de tipo DDR4 a 2.133 MHz, que nos costará unos 46 euros.
  • Almacenamiento: La opción más económica es un disco duro de 500 GB SATA a 7.200 RPM, que nos costará unos 46 euros. Si no vamos a necesitar tanto espacio y queremos priorizar el rendimiento podemos cambiarlo por un SSD de 120 GB que cuesta unos 53 euros.
  • Fuente de alimentación y caja: Tenemos un PC con un consumo mínimo así que no necesitamos una fuente de alta potencia ni una caja especialmente grande. Por ello la opción más eficiente en términos de costes es ir a por una torre que incluya fuente de alimentación integrada. Rondan los 25 euros.

El coste de la configuración básica con disco duro de 500 GB es de 197 euros, un precio muy asequible que nos dará acceso a un PC para ofimática que tendrá una larga vida útil.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies